Cómo cuidar un violoncello

Si eres violoncellista y estás leyendo este artículo… ¡enhorabuena! Has escogido un instrumento cálido, agradable, con un sonido muy especial y muy buen rollo. Seguramente caminarás por la calle y oirás todo tipo de comentarios: ¡Mira, una tortuga! ¡Una guitarra! ¡Un trombón! ¡un violín gigante! ¿Eso es una metralleta? ¿Llevas ahí a tu ex? Deberías haber elegido la flauta… El violoncello es una forma de vida y ahora entenderás por qué: En primer lugar es un instrumento grande y ahí Leer más