Nuevos profesores, nuevos instrumentos y nuevos alumnos

¡La familia de DaLaNota va creciendo!

Estamos muy entusiasmados de ver que poco a poco, nuestro proyecto va llegando a más y más gente. Son muchas las personas que se pasan por nuestra sede y algunas de ellas pasan a colaborar con nosotros. En este último mes también se han sumado algunos nuevos alumnos. Incluso alguna madre también se anima a participar en las actividades colectivas.

Uno de nuestros invitados ha sido Eduardo Guzmán. Eduardo vino desde Cali (Colombia) a conocer Europa. Empezó su travesía en Italia y a continuación viajó a España. Tras pisar DaLaNota sintió que su destino provisional estaba con nosotros así que decidió dejar de viajar y quedarse unas semanas. Y desde luego fue una gran decisión, porque ha disfrutado como un niño dando clase de violín. Si aún te quedan dudas de lo bien que se lo pasó Eduardo con nosotros, mira la siguiente foto 😉
edu

 

El viento-metal también está entrando con fuerza en DaLaNota. Hemos recibido ya dos trompetas y tenemos un profe nuevo para ellas. Se llama Fran y también conoce lo que es un proyecto como éste. Fran ha vivido durante algunos años en Colombia y se ha traído toda su experiencia y su buen hacer de vuelta. Aquí le tenemos en un colegio enseñando a futuras virtuosas el noble arte de la trompeta:

fran trompeta

Tenemos también nuevos profesores de coro (Luis Regidor) y de percusión (Ana Arnáiz). Así, además de las clases de instrumento, todos los niños tienen clases colectivas en las que desarrollarse. Antes y después de su clase se lo pasan en grande en los grupos respectivos. ¿Sabes todo lo que se puede hacer con unos simples vasos de plástico? ¡Pues vente un lunes por la tarde y lo verás!

IMG-20160127-WA0004

Y Luis se suma a la causa. ¡No veas lo que disfruta con los chavales!

_MG_9751

Otro que se ha empezado a colaborar en esta apasionante aventura es el que escribe 😉 (Mario Nieto). En mi caso, llevo viniendo a DaLaNota desde diciembre. Estuve viviendo cuatro años en Austria y cuando me planteé volver, quería hacer algo similar a esto. Como pienso que es mejor concentrar esfuerzos, he decidido sumarme a la causa, en vez de iniciar yo algo por mi cuenta. De esta manera, puedo participar en el reto de sacar adelante algo que veo tan necesario.

Cuando estaba en Austria, estuve trabajando en una escuela de música “pública”. Allí me di cuenta de que, en general, solamente lo aprovechaban alumnos de familias acomodadas, algo que también ocurre a menudo en España. Esto me parecía algo injusto, siendo que eran todas las personas las que pagaban impuestos y solamente se beneficiaban unas pocas. Creo que si el mundo es a menudo injusto, alguien tiene que hacer por caminar en otra dirección. ¡Y me alegro mucho de que en DaLaNota sigamos este rumbo!

Deja un comentario